RESERVA ORNITOLÓGICA

wp_flash_img_show will display here (config: Reserva)

 

La Reserva Ornitológica de Palacios de Compludo se funda en 1999 mediante un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Ponferrada, la Asociación de vecinos “El Nogal”, SEO/BirdLife, y la Asociación TYTO ALBA, con el fin de proteger y difundir los valores ambientales de este entorno. Este acuerdo pasó a constituir un proyecto pionero de conservación en Castilla y León, convirtiendo a este lugar en uno de los parajes mejor conservados del municipio de Ponferrada.

La Reserva presenta una superficie de 969 Ha y se sitúa en un escarpado valle de montaña, cuya cima más importante es el pico Becerril (1.865 m) perteneciente a los denominados Montes de León, y discurren por él, el río Compludo y sus afluentes, los arroyos del Tegeo y la Iruela, éste último de gran atractivo por formar gualtones (cascadas) (Ver mapa). Palacios de Compludo se dehabitó definitivamente en 1986, de manera que quedó a merced de los incendios forestales, la caza furtiva y los saqueadores. Actualmente el pueblo presenta población asentada y se halla prácticamente rehabilitado, manteniendo la arquitectura tradicional: tejados de pizarra rústica, muros de piedra y corredores (balconadas) de madera de castaño, y es considerado como el núcleo rural mejor rehabilitado de la comarca de El Bierzo. En cuanto al paisaje, existe una comunidad forestal importante, con bosques maduros de robledal, otros en recuperación, un impresionante bosque de ribera y laderas de encinar y abedular en expansión. Esta diversidad en formaciones vegetales permiten el amparo de un elevado número de especies faunísticas, en un espacio en el que cada año, con las actuaciones realizadas se mejora la capacidad de acogida del medio y se aumenta la riqueza biológica, favorecida por la presencia de hábitats que se ensamblan en mosaico. En ella se ha registrado la presencia de más de 80 especies de mariposas diurnas, 4 especies de anfibios, 11 de reptiles, 93 especies de aves, y 25 de mamíferos.

Desde la creación de la Reserva, la gestión del espacio la realiza la Asociación TYTO ALBA, asesorada por buena parte de profesionales y personal de diferentes universidades, en especial de la Universidad de León. Desde entonces, el entorno ha sido objeto de numerosas y diversas intervenciones, gracias al esfuerzo realizado por voluntarios y a la colaboración de entidades públicas y privadas que han apostado por este ambicioso proyecto. Reforestación selectiva con frondosas (acebos, tejos, serbales, etc), desbroces, recuperación de antiguas sendas, construcción de puentes, siembra de cereales, estudios de campo, actividades de desarrollo rural, programas de formación, voluntariado y educación ambiental y un largo etcétera de actividades se han llevado a cabo en ella. Para todo ello se ha hecho necesaria la adquisición de maquinaria, la construcción de un vivero; y un elemento de apoyo fundamental ha sido el albergue propiedad de TYTO ALBA, que ha posibilitado y posibilita tanto el hospedaje de los participantes de los diferentes proyectos, como la ubicación de nuestra sede social, funcionando a la vez como centro de información de visitantes.

Más sobre la Reserva:

Localización
Mapas
Vegetación y Fauna