Categoría | Defensa ambiental

Abandono de la fauna necesitada de atención por parte de la Junta de Castilla y León

20 Julio 2011

La Asociación TYTO ALBA se encuentra desbordada ante el aluvión de llamadas reclamando la recogida de fauna salvaje que se están produciendo durante los últimos meses. Decenas de animales heridos y pollos huérfanos están siendo abandonados a su suerte gracias a la incompetencia y la falta de sensibilidad que está demostrando en esta materia la Junta de Castilla y León.

Corzos, Cigüeñas, Águilas, Zorros,… del orden de tres a cinco llamadas semanales. A este ritmo nos solicitan vecinos que “a la desesperada” contactan con la Asociación porque los servicios de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León les han ignorado por completo. Cabe recordar que es esta entidad la encargada de la gestión y recuperación de la fauna y que está haciendo poco o nada al respecto, tardando días e incluso negándose directamente a recogerlos en la mayoría de los casos.

La última negligencia se produjo el pasado sábado en San Miguel de las Dueñas, cuando una vecina de la localidad, intentó infructuosamente que los servicios de la Junta investigasen la aparición de cinco Cigüeñas muertas y una impedida, las cuales se hallabana escasos metros de su vivienda. Finalmente contactó con nuestra Asociación para que mediásemos en el problema, el cual llegó a solucionarse tras largas horas de llamadas. El mismo día, otro vecino afincado en Congosto, nos indicó que tenía un Águila calzada recogida en su casa desde hacía cinco días, y que nadie había ido a por ella.

La Asociación TYTO ALBA se encuentra atada de pies y manos ante este problema y, aunque se están atendiendo algunas peticiones, no tenemos ni capacidad ni recursos suficientes para hacernos cargo de este aluvión de casos. Es obligación de los servicios de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León hacerse cargo de la recogida de la fauna herida así como prestarles auxilio, recuperarlos e investigar, a fondo, los posibles casos de envenenamiento. De nada sirven las campañas de sensibilización pública si más tarde son nuestras propias instituciones quienes predican con su mal ejemplo.

.